En Occidente ¿Hay Feng Shui?

Por supuesto que sí. Los pueblos antiguos, estaban más en contacto con la naturaleza que nosotros, no tenían T.V., ni ordenador, ni móvil, ni complejas herramientas. Percibían el mundo como un lugar lleno de fuerzas desconocidas, que están más allá del hombre, y que éste no puede controlar. Este sentido de lo mágico, se ha perdido… buscamos una interpretación lógica para todo, una comprensión intelectual, que algunas veces no puede abarcar la magnitud de lo desconocido.
Recordemos que, también en occidente, los pueblos antiguos utilizaban principios para la creación de ciudades, para la construcción de casas y centros religiosos, etc; consideraban, que un lugar podía tener una energía buena o mala, que hacía que fuera o no saludable vivir en él. Por ejemplo: nuestros antepasados romanos, dejaban pastar al rebaño durante un año entero, transcurrido este tiempo, se sacrificaban varios animales para observar el estado de sus vísceras, si estaban en buen estado allí se podía vivir y por lo tanto se podía construir la ciudad.
Se observaba la orientación, la protección de las montañas, en fin, muy diferente a como construimos actualmente, donde lo único que tenemos en cuenta, es que tengamos suficiente espacio para construir 20 casas. Ya hablaremos en el próximo artículo de los constructores de catedrales, de la rosa de los vientos y de antiguos conocimientos occidentales, que tienen el mismo origen y aplicación que los que utilizamos en Feng Shui.

Conceptos básicos del Feng Shui

Podemos decir del Feng Shui, que utiliza la decoración, pero no es decoración, utiliza el color y la forma, pero no es ni el color, ni la forma. En este sentido, nos recuerda mucho a la definición de Tao. Pues bien, en Feng Shui se utiliza el principio taoísta de la armonía de los opuestos (Yin-Yang), así como también, otros conceptos de filosofía oriental, como los 5 movimientos, éstos últimos, constituyendo la base de la aplicación del Ba gua.
Todos estos términos, pueden «sonar a chino», a más de uno, y en efecto, es necesario tener ciertas nociones de filosofía oriental, para profundizar en este arte.

La prosperidad

El Feng Shui tal y como lo conocemos actualmente, surge en China de la observación de la naturaleza: el viento, el agua, las estrellas,… , por parte de los campesinos, dando origen así a la escuela de la Forma. Más tarde, los intelectuales añaden técnicas más sofisticadas como: astrología, astronomía, matemática y numerología, arquitectura, medicina,…, dando paso a la escuela de la Brújula. Este complejo Arte, sólo está al alcance de las clases altas, y sobre ellas, del Emperador. Y aunque en un principio es utilizado para la «casa de los muertos», que tanta importancia tiene en la cultura oriental, poco a poco, se va aplicando a la casa de los vivos, un claro exponente de FS, es la Ciudad Imperial, construída según estos principios para el Emperador y su corte.

Por Lourdes Martínez

Asesorías y estudios personalizados y también en grupo. 

Apúntate